Buscar este blog

Podio Mundial Sevillano

Ser invitado a un evento de élite es por si mismo un privilegio de pocos. Hay deportes de multitudes y muy populares como el fútbol, baloncesto, ciclismo…. Pero cuando hablamos del deporte que permitió a los hombres cumplir el sueño de Ícaro, ahí si tiene tinte de proeza cualquier acercamiento con esta disciplina.

El parapentismo es un deporte de riesgo, precisión, de gran demanda física, pero ante todo de mucho arrojo y valentía. No cualquiera se atreve a lanzarse al vacío y surcar los cielos pendiendo de un trozo de tela.

La semana anterior, terminó en Roldanillo Valle, la válida mundial de este deporte y durante varias semanas este municipio tuvo como invitados a los mas destacados exponentes de este deporte a nivel mundial. Personajes que son patrocinados exclusivos de marcas como Red Bull, celebridades que son asediados por la prensa constantemente, en fin, invitados de alto vuelo literalmente dicho.

Llegó el día del evento que consistía en una prueba de mucha exigencia física. Primero, un tramo de trote de varios e interminables kilómetros por una empinada cuesta hasta alcanzar el sitio de despegue en los parapentes. Desde allí y por los cielos vallecaucanos, debían cumplir con una ruta determinada y pasar por sobre sitios obligados en el trazado de la competencia. Después, debían caer en el estadio municipal y es allí cuando el alborozo se apoderó de los asistentes, al ver que entre los gigantes europeos que caían de los aires, había un representante de la parcería colombiana, pequeñito, con el cabello rizado y abundante y con su cara de niño que lo hacía ver más atrevido e irreverente. Era “Ivancito”, o Iván Augusto Restrepo. Un Sevillano, estudiante de administración ambiental de la Universidad Tecnológica de Pereira, perteneciente a una de las mas tradicionales familias de Sevilla y ahí estaba. Con el picante propio de la juventud rebelde bajó de su parapente y ya en su bicicleta, salió  en una sola rueda haciendo “canguro” como decimos los viejos. La emoción se alojó en el corazón de ese público y la expectativa por su llegada al sitio de meta fue invasiva.

A lo lejos se veía una hilera de ciclistas bajando, pero uno de ellos pasaba de largo sin importar la pendiente. Era “Ivancito”, si, el mismo. El hijo de “Sofoco” Restrepo. Arribó a la meta y la cruzó con otra pirueta llamada “guillotina”. Se convirtió en el héroe local y al final, tuvo el privilegio de compartir el podio con su ídolo deportivo. Pal Taksts, atleta de Red Bull, Tres veces campeón mundial.

“Ivancito” fue tercero en esta parada mundial e ingresó a la élite orbital de este deporte. “Anchón”, como le dice mi hijo, es un orgullo sevillano y una muestra de que los triunfos de esta índole no son reservados solo para quienes poseen riqueza. La perseverancia y el atrevimiento son las mejores plataformas de lanzamiento.


Oscar Humberto Aranzazu Rendón

Siga Leyendo »

Se creció el enano

Cuando a las multitudes obedientes las invitan a aportar a la construcción de una buena iniciativa, generalmente surgen disculpas insulsas para sacarle el juste a la responsabilidad. Pero cuando la convocatoria es para destruir lo que otros han edificado con esfuerzo, llegan en desbandada, con espuma en la boca excitados por su propio sentir morboso.

Hemos quedado como el país más ignorante del mundo. Un país que le dijo sí a la guerra, sí al reclutamiento de niños, sí al holocausto, sí a que nuestros jóvenes empuñen armas y se maten.

La arrogancia del Presidente borró  con el codo lo que con la mano derecha hizo en cuatro años. Teniendo las facultades para firmar la paz, llamó al pueblo a consulta sin la debida anticipación, sin la socialización y la pedagogía que requerían los acuerdos y lo peor, sin necesidad de hacerlo. Pretendió, como mal profesor de literatura, que los colombianos nos leyéramos un libro de 297 páginas y presentáramos resumen en 20 días. El afán de protagonismo y la infundada confianza lo hicieron caer en el ridículo más grande que presidente alguno haya soportado. Este Presidente no les dio tiempo a sus Alcaldes para preparar a la población y asegurar la decisión histórica.

Lo único que sí consiguió, fue fortalecer al líder anti paz,  alimentó y engordó la fiera que lo está encerrando para comérselo. Me niego a creer que la ignorancia o el morbo hayan ganado. No me cabe en la cabeza que mis compatriotas no quieran conocer los bellos ríos del Caquetá, las hermosas sabanas de los Llanos, la cultura chocoana o la bella cordillera central en el Tolima. Aquellos lugares hermosos donde la muerte se ha paseado y se ha vestido de guerrillo o de paraco, con sus armas apuntando siempre al mismo blanco. Al débil, al que es obligado a sembrar coca, al que entrega sus hijos, al que debe dar de comer a su familia con medio salario.

No entiendo como querer paredes embadurnadas con sangre de colombiano, transportadores quebrados por “fuerza mayor” o colegios cerrados por temas de seguridad.

Ganó el odio, el rencor, la venganza… pero ante todo ganaron los que viven de la guerra que no son pocos. Los colombianos del común, seguiremos con la carga a cuestas y no tendremos la opción de decir que el costo de vida debe bajar, porque la guerra se acabó. Aquellos que votaron por el NO, tendrán la obligación de explicarles a sus hijos que tuvieron la oportunidad de acabar con la barbarie y de dejarles un mejor país y se negaron a hacerlo porque la soberbia los arrastró. Estoy seguro, que menos del uno por ciento de los votantes que hoy celebran y aprietan los dientes con rabia, no saben por que votaron. No conocieron ni una mínima parte del texto de la Habana. Es triste, pero no saben que es lo que están celebrando.

Entonces… los que votaron por el NO que sembraron hoy? En que está representado el triunfo que hoy reclaman? Es solo ostentación o es proposición de mejor país. Digo, mejor el país con guerrilla?...... no lo entiendo.

SEVILLA  VALLE LE DIJO SI A LA PAZ.  Por lo menos en lo local, hemos demostrado algo de coherencia y esta Capital de la Cultura del Valle, le apostó a la Paz aunque de manera tímida.  Pero a nivel nacional, como dijo mi mujer, hoy, se creció el enano.

En todo caso, amigos sevillanos, tenemos que seguir siendo amigos, hermanos y vecinos. Que nada cambie, que el resultado no nos ponga en orillas diferentes o en mesas diferentes en Casablanca.


Por| Oscar H. Aranzau Rendón

Siga Leyendo »

SI o NO, de todas maneras sevillanos

Resulta absurdo que en torno al evento democrático mas importante que ha tenido el país en los últimos tiempos, las diferencias ideológicas o simplemente de posición frente a refrendar o no, los acuerdos alcanzados por el gobierno con la guerrilla de las FARC, nos estemos alinderando en orillas diferentes, estemos enfrentándonos como si la amistad dependiera de la decisión que tomemos el 2 de octubre.

Básicamente somos sevillanos, hijos del mismo pueblo, amantes de los mismos festivales, confluimos en los mismos sitios de buen café, nuestras familias tienen cercanía ancestral y en las mañanas cuando aparece la niebla, nos cubre  a todos independientemente de cómo vayamos a votar. El comercio no nos da privilegios por votar SI o NO, mucho menos los bancos nos alivian los créditos o nos bajan las tasas a los que sufraguemos en algún sentido. En la Cooperativa de Caficultores les comprarán café a todos por igual, y Juan, en Casablanca hará lo propio vendiendo su delicioso tinto, sin preguntar si SI o si NO.

No es posible, que el circo que protagonizan en el nivel decisorio que siempre seguirá siendo decisorio sin importar cómo votemos, se traslade a las calles de nuestro pueblo y se generen conflictos ridículos y hasta peligrosos. Ya se escuchan improperios y señalamientos. Que quien vota SI, es guerrillero o simpatizante y que vota NO, entonces es proclive a ser paramilitar. Nada más tonto. Lo único cierto es que los sevillanos seguiremos siendo sevillanos. Esas personas de las que los visitantes hablan bien por la generosidad, por el espíritu hospitalario y por el orgullo que sentimos de pertenecer a este maravilloso pueblo montañero.

Ya veremos a Santos y a Uribe fumando entre ellos la pipa de la paz, si es que en verdad está apagada. Quienes viven de la política siempre estarán en las posiciones que les permitan ostentar privilegios y eso rompe con cualquier sentir ideológico y está claro que en esas instancias, no se conoce de vergüenzas, lealtades o doctrinas. Por ello, cuando nos veamos en el coliseo, si apoyas el SI y te encuentras con tu amigo que apoya el NO, igualmente abrázalo. Sigue siendo tu amigo y eso sí es actuar con principios, moral y ética ciudadana.

Como quiera que sea el resultado en nuestro municipio, tendremos las mismas responsabilidades financieras, familiares y sociales. Debemos seguir siendo simplemente sevillanos, de los que nos saludamos cuantas veces nos veamos como siempre. Contempladores de esquina de las muy hermosas mujeres que tenemos y alimentadores del corrillo de pasillo que se arma en los cafetines locales, donde hasta lo baladí y lo pasajero, cobra importancia en el ambiente del desocupe.

Cabe decir, que participar del debate es importante. Pero, hagámoslo con autonomía, poniendo de presente la visión que tenemos del futuro del país y nuestro pueblo. Votemos sin pasiones infundadas, no comamos cuento en sentido alguno de lo que los medios nos venden. Hagamos nuestra propia reflexión, pensemos en nuestras familias, si vivimos en la ciudad, pensemos en los campesinos. Pero en todo caso, asuma esta responsabilidad desde su propio ser y sentir. Esta vez, que no hay puestos, favores políticos o lechonas, vote a verdadera conciencia social.

Gane el SI o gane el NO, nos tocará seguir siendo parroquianos sevillanos y lo que nos corresponde es apoyar las buenas iniciativas y proyectarnos hacia el futuro, pero tomados de las manos, como hermanos que hemos sido, somos y seguiremos siendo por siempre.


Por| Oscar H. Aranzazu Rendón

Siga Leyendo »

Paz con pedagogía

El arte de compartir conocimiento, no se circunscribe a vaciar el contenido que se tiene represado. Debe ir acompañado de la pasión por enseñar caminos alternativos y por supuesto de creer en lo que dice. La vocación es mas una palabra usada para entrar al rescate de episodios reconocibles espontáneos y no con el rigor y la majestad que representa cuando es propia y natural.

Tengo afectos viscerales y añejos por los educadores. De hecho, tengo tres hermanos docentes y admiro mucho su trabajo. No es fácil. Lograr transmitir adecuadamente requiere demasiado talento y mucho tacto. Las susceptibilidades humanas se hallan a flor de piel y creo que la labor de capacitar, permanece en esa línea delgada en la que un revés en la confianza que se genera, hace caer en duda todo el discurso.

Desde mi gran maestro de la primaria, Marco Fidel Páez, quien fuera un gran apasionado por las buenas maneras, por sembrar el gusto por el idioma bien hablado y bien escrito, no había vuelto a escuchar palabras lanzadas una a una, como dardos dirigidos a ese sitio enigmático que los humanos tenemos para recibir información selectiva. Enhorabuena la Fundación Paz Diversa, logró coincidir a dos de las voces mayormente autorizadas por la academia, para hablar de los acuerdos de paz.

Es que esta semana, tuvimos un evento pedagógico por la paz. Fue un ejercicio académico de la mas alta calidad y los sevillanos pudimos abrir caminos nuevos en nuestro pensamiento, respecto a los acuerdos que se han firmado en Cuba y sobre todo ese proceso dispendioso de lograr que un grupo insurgente deponga las armas y enarbole sus ideas para entrar en otro tipo de lucha. La democrática.

Nuestro alcalde Freddy Omar Osorio, abrió el evento con una intervención que convalida su ascendente imagen como mandatario comunal y comunitario. El alcalde la tiene clara en los asuntos de paz. Conoce la minucia de los acuerdos, ha hecho bien la tarea de estudiar con juicio cada punto acordado en la Habana. Se siente orgullo de sevillano al escucharlo.

A primera hora Andrei Gómez Suárez, un joven doctor en Relaciones Internacionales y Master en Guerras Contemporáneas y Estudios de Paz de la Universidad de Sussex, Reino Unido. Especialista en Resolución de Conflictos Armados y Politólogo de la Universidad de los Andes, Llegó de su travesía y cuando ingresó al aula máxima del Liceo Mixto, con su morral a hombros, sus tenis y su barba de estudiante, nadie imaginaba que él era el conferencista. Pero al escucharlo y al ver la atención que logra entre los asistentes, quienes en cada pausa quedan expectantes por la conclusión y así durante toda su intervención, me di cuenta que habíamos logrado traer a Sevilla a un maestro dotado con el poder de la palabra y asistido por el conocimiento y por una memoria de elefante que le permite citar normas, cifras estadísticas, sitios y nombres, lo cual   refleja en cada vocablo. Sin alteraciones, sin subir la entonación, con la tranquilidad del que sabe lo que está diciendo. Cada uno de los puntos del acuerdo, fueron desmenuzados y explicados con rigor académico y con la sencillez que atrapa a la diversa concurrencia.

Luego, Oscar Arango Gaviria. El apóstol de la pedagogía de paz. Un sociólogo que goza del respeto de la comunidad académica nacional, que coordina proyectos para el sistema universitario estatal, artifice y coordinador del diplomado de Cátedra de Paz del Sistema de Universidades del Eje Cafetero, llega con su bagaje, su seguridad y su gran talento de orador y aparece en ese momento la motivación que conduce a la esperanza de un mejor país. Es allí, donde los incrédulos y dubitativos se acogen sin darse cuenta a esa bella apuesta por la convivencia en paz, por el futuro sin guerra. El respeto que infunde este pedagogo de rostro amable, su manejo de escenario y la precisión de sus conceptos, en donde pone en evidencia el papel preponderante de la academia en el establecimiento de los acuerdos, nos transporta a la idea de que todos podemos aportar a que realmente haya estabilidad y duración en la paz que a fe, refrendaremos los colombianos.

 En conclusión, ganamos por partida doble. Aclaramos dudas y ampliamos conceptos sobre los acuerdos de paz, pero también asistimos a un ejercicio académico con dos excelentes maestros, que dieron también cátedra en pedagogía de manera práctica.


Por| Oscar H. Aranzazu Rendón

Siga Leyendo »

Maestro de vocación

Estas líneas las escribo con el sinsabor de haber tenido la idea de hacer una crónica sobre este maravilloso personaje. Pero entre pensar hacer y hacer…. Puede haber interrupciones tan grandes como la muerte misma. Por eso, esperar a mañana para hacer lo que hoy mismo se puede, resulta ser una gran estupidez.

Orlay Trujillo Arango se lleva consigo, el haber guiado como el mejor de los pastores académicos, a cientos de sevillanitos ávidos de refuerzo en diferentes áreas del conocimiento, pero ante todo en matemáticas.  Por su cuenta, no fueron pocos los que pudieron graduarse o superar metas académicas para continuar su proceso educativo.

El hombre trabajaba por vocación, hacía un cobro solo simbólico por su labor, pero su entrega por conseguir que quienes tocaban a su puerta en busca de  ayuda, era compensada solo con que salieran de allí con la seguridad que permite el conocimiento adquirido, eso era para Orlay el mayor pago por su dedicación.

También su vocación de servicio lo puso en el escenario de jefe de hogar, papel que desempeñó con mucha solvencia, al cuidar de sus hermanos en esa bella casona seguramente atiborrada de libros de códigos, leyes y jurisprudencia, confundidos con ediciones escolares y la infaltable álgebra de Baldor de Orlay.

Este bello y particular personaje, tenía el aspecto de un sabio de la antigüedad y refrendaba su imagen con su lenguaje exquisito y las buenas maneras para tratar a  las personas en cualquier escenario.

Perteneciente a una familia de tradición sevillana por excelencia, familia pionera del desarrollo local y ligados al ejercicio del derecho principalmente. Si uno se imagina un ambiente de intelectualidad y de disertación académica, ese sería una tertulia o un almuerzo en casa de los Trujillo.

Me atrevo a tomar la vocería de los sevillanos, al enviar desde aquí el más caluroso y solidario abrazo a esta familia insigne de nuestro terruño.

Un poster adiós al pedagogo con aspecto de sabio griego, gracias infinitas en nombre de varias generaciones de sevillanos que tuvimos el privilegio de ser instruidos y asesorados en nuestros deberes académicos. Ojalá allá en la inmensidad logre su perdón por no haberlo visibilizado y homenajeado con mis palabras cuando pensé hacerlo. Aunque probablemente por su esencia humana y su sencillez, hubiera preferido mantenerse en ese ostracismo que los seres humanos eligen para hacer, por encima de aparentar ser, cuando poseen la grandeza que otorga la sabiduría.

Καλή η αιολική και η καλή θάλασσα (buen viento y buena mar. Griego)


Por| Oscar Humberto Aranzazu Rendón.

Siga Leyendo »

Trencito Cafetero (Repliyip)

Sevilla no solo ostenta aun la distinción de ser Capital Cafetera de Colombia, sino que algún célebre personaje la llamara también, la ciudad donde existe la flota de Willys más grande del mundo.

Este emblemático transporte ha sido a esta región, lo que fueran las mulas a la colonización antioqueña en nuestras tierras. El Willys ha estado presente en todos los episodios importantes de la zona cafetera. Desde ser testigo de los horrores de la violencia política, haber sido protagonista en la bonanza cafetera y referente patrimonial de todos quienes habitamos estos bellos parajes de la geografía montañera.

Aunque hoy las motos están dejando por fuera de circulación a los “jeepetos“, ellos se resisten a desaparecer y es así, como aprovechando la declaratoria para nuestra zona como Paisaje Cultural Cafetero, por parte de la UNESCO, a un personaje del pueblo que hasta hoy me niego a creer que esté cuerdo del todo, se le ocurrió la idea de hacer un “gusanito” con carritos Willys a escala. Que la idea surja está bien, pues de locos estamos llenos, pero para llevarla a cabo, se requería de un compinche, tal y como se han hecho las grandes gestas épicas, como Don Quijote con Sancho, El Llanero Solitario y Toro, Kalimán y Solín y otros defensores del mundo que siempre tuvieron consonancia o complicidad con otro peor de loco que lo secundaría por siempre.

Pues Olmedo Ospina, habló sobre esta utópica empresa a un amigo que en otra época durante unas vacaciones tuvo la osadía de poner una cadena de carritos de cholao en la Isla Margarita, aun cuando era profesor en Sevilla.  Claro, el otro genio de esta historia es Jair Zapata. Ahí estaban, fueron el uno para el otro.  Se contagiaron mutuamente de entusiasmo y sumaron a su equipo a dos crédulos, ingeniosos y laboriosos hombres, que tuvieron a su cargo la concepción del prototipo y posteriormente el ensamblaje en serie de esos maravillosos “jeepeticos” que van articulados y forman un trencito que hoy adorna las calle de Sevilla.

Ellos lo han llamado técnicamente el Repliyip. Han timbrado talones de recibos y poseen una organización logística rigurosa. Ya tienen a su haber el reconocimiento local y son orgullo y ejemplo de emprendimiento.

Al Repliyip no le falta nada. Tiene hasta bobo propio. Un personaje que pide limosna, solo para pagar una “vueltica” y vuelve y pide y vuelve y monta. Este gusanito cafetero, como yo lo llamo,  fue creado pensando en que su mayor nicho de negocios serían los niños, pero son los adultos quienes mas acuden al servicio de diversión, aunque posiblemente llevados de la mano de los niños.

En su bitácora, aparecen pasajeros como el Alcalde de Sevilla Freddy Omar Osorio, la primera dama del municipio de Andalucía y la directora de la Casa de la Cultura María Elena Vélez, entre otros.

Ya salieron de la geografía local y es así como en Roncesvalles, después de hacer el recorrido por la trocha desde Sevilla, uno de ellos llegó desajustado y hubo necesidad de llevarlo a un taller. El mecánico puso como condición, 10 boletas para que su hijita montara todo el día en el gusanito. En Caicedonia, un conductor de Willys se acercó con asombro y algo de desazón y les dijo… los felicito por la idea tan verraca. Yo llevo cuarenta años de chofer y nunca se me habría ocurrido ese negocio tan bueno. Yo madrugo a esperar horas enteras a algún Campeche que necesite viajar a alguna vereda lejana y ustedes dando vuelticas por el pueblo recogen plata todo el día.

Los niños  que son los conductores y  pasajeros  del Repliyip, escuchan un mensaje sobre Patrimonio Cultural Cafetero e igualmente  reciben información acerca  de prevención y medidas de seguridad. Esta idea ya fue patentada por sus creadores y son ya, marca registrada. Nos imaginamos que ellos serán los mismos que reinventarán las bolitas de agua que ya fueron famosas en Sevilla o instalarán una venta de helados en el páramo de Las Hermosas, quien sabe…

El ejercicio financiero, producto del trabajo con el gusanito es todo un secreto de Estado. A Olmedo se le ve siempre muy atento del negocio. Con sombrero de finquero que vende cien arrobas semanales, el hombre se apea del vehículo y dirige toda la operación. Aunque su contacto con el campo, se reduce a cuando fuera socio financiero de Evelio Pantera, donde cambiaban revuelto por cachivaches y criaban chivos que alimentaban con teja de Eternit y suela de zapato. Por otro lado, Jair maneja un perfil mas bajo en el negocio, pero debe ser para poder llevar sin mucho visaje, los cerros de billetes de mil y dos mil a consignar sagradamente.

Visionarios como Rojas Pinilla, quien fuera el mandatario con mayor concepto del futuro que tuviera Colombia, aquel que proyectó la conexión total de Colombia por vía férrea, también fueron tildados de locos. Para Sevilla, tampoco creímos los lugareños que algún día tendríamos tren propio. La inventiva de estos sevillanos, que tradujeron en solo artefacto el romanticismo de los cafetales con el rescate del emblemático Willys, nos hacen evocar épocas de abundancia no solo de comida y bienestar, sino también de camaradería y solidaridad, cuando la vida era mas sencilla y viajar a la finca en jeep era todo un episodio de grata recordación.

Bien por el triunfo de estos corridos personajes. Nos devuelven la confianza en el emprendimiento y la innovación. Son verdadero ejemplo de una locura bien concebida.



Por| Oscar Humberto Aranzazu Rendón
Imagen y video| Álvaro William Pineda

Siga Leyendo »

Terror en Sevilla

A finales del 2015, ad portas del año nuevo, cundió el pánico en Sevilla. La situación fue de verdadera calamidad pública. No se trató de alguna incursión guerrillera o de un alud en La Cristalina; fue de lejos peor….. SE ACABÓ LA CERVEZA EN EL PUEBLO!!!

Por algún lío administrativo en la cervecera, no hubo despachos de este precioso líquido a nuestro municipio y todo fue caos. La gente iba de aquí para allá con su rostro descompuesto por la incertidumbre. En las motos, parilleros con “petacos” vacíos a cuestas deambulando con desespero como en búsqueda de un tesoro perdido. Para esos días, aumentó el consumo del “nocivo” pintadito y las “letales” aromáticas en Casablanca y Palestina. La preciosa cerveza solo estaba en los carteles publicitarios y la angustia se apoderó de la población, Hombres deprimidos y esposas felices. Era toda una contradicción, todo era confusión.

Solo quedaban algunas unidades de Club Colombia en algunos lugares y no hubo más de otra. Era beberse las finas reservas o condenarse a la chicha de piña. El precio de repente subió y la canasta ya valía setenta mil. Se veía a los beodos escondidos tras las puertas de dos naves consumiendo el elixir de la cebada, y revoloteando sin éxito, a los gotereros de oficio. Esos que aunque el comprador tome Póker, siempre piden Club. 

Cuando ya las profundidades de la desesperanza se apoderaban de todo el pueblo, apareció un camión de Bavaria que descargó  algunas cajas en un local de La Concordia y todo fue fiesta, los borrachos vitoreaban, silbaban y aplaudían a esos redentores que enhorabuena salvaron de una asonada a toda una población. Honraron a estos héroes con corridos norteños que sonaron en equipos de sonido que los venden con carro y todo, tiraron voladores  esparcieron espuma….

Pero todo fue un espejismo, pronto volvería la sequía y el mal genio se apoderó de los rumberos. Las señoras oraban para que llegase más cerveza y volviera todo a la normalidad, tenían miedo. Hubo rumores de toque de queda y hubiera sido mejor porque…. Para que salir a la calle si no había cerveza que beber! 

Se especuló mucho sobre el tema y es que la sobriedad hizo que los hombres entraran en incoherencias. Decían por ejemplo que se debería construir un cervezoducto para evitar riesgos, que a futuro deberían hacerse construcciones subterráneas con reservas de cerveza, se dijo también, que las cantinas debían indemnizar con una ronda gratis a todos los borrachos fieles. En fin, la locura se volvió viral y cervezolandia colapsó.

El fin de año se nubló, la despedida del año viejo se hizo con algún grado de sobriedad y eso fue muy triste. Pocos fueron los tamales que se pudieron vomitar, la industria del Bon Fiest tuvo pérdidas incalculables. En horas en que normalmente se veían eufóricos a los cochosos, pasaban personas recién bañadas, en familia, comiendo helados o caminando de la mano con sus esposas. Era horroroso! Parecían imágenes de Popayán, tanto orden, tanta tranquilidad….. no parecía la tierra de Chabela o de  Panocho, fue vergonzoso, perdimos temporalmente la reputación de ciudad cantina.

Pero así como llegan las tempestades, también se fueron las tristezas. Se acabó la huelga en Bavaria y en Sevilla se volvió a escuchar a Ladrido Gómez y Jhony Rivera. El pueblo volvió a la normalidad, de nuevo los ríos de miaos corrieron por las calles y los envases quebrados adornaban otra vez el pavimento del centro. Bendito sea mi Dios, y yo que creí que el mundo verdaderamente se iba a acabar!!!!.

Por|  Oscar Humberto Aranzazu Rendón

Siga Leyendo »

Exóticos ejemplares de fauna citadina de Sevilla

Sevilla, por su ubicación geo espacial, posee unas características ambientales que favorecen la vida en todas sus manifestaciones. Aquí poseemos todos los pisos térmicos y por ende, se pueden producir alimentos desde el arroz, hasta la papa. Sus montañas pertenecen a lo que se conoce como bosque alto andino y su parte plana, tiene gran influencia del valle geográfico del Cauca. Es un municipio rico en agua, tuvo una majestuosa vegetación y junto a ella, una exuberante fauna.

Los procesos de tala indiscriminada realizada por las multinacionales del papel con la complicidad del Estado, hicieron que la mayoría de las especies animales que allí habitaban, salieran en éxodo o murieran en su intervenido hábitat.

De aquella colección faunística que tuviéramos, ya no queda casi nada. Ya no se contemplan los osos de anteojos, la danta de páramo, las pavas de monte o los micos aulladores.

Tristemente debemos conformarnos con una rara manifestación antinatural, que degeneró las especies y por ello en Sevilla solo encontramos extraños ejemplares de fauna citadina, desempeñando labores ajenas al mundo animal…….

Por ejemplo, con alta, pero muy alta frecuencia, podemos ver a un tigre pregonero en un vetusto carruaje, un gurre camarógrafo que se esconde en los canales (de televisión),  impartiendo justicia en un recién construido palacio, podemos hallar en asocio a un caballo, una gallina a órdenes de  otro jurista gurre y no menos célebre, un burro profesor que nunca asimiló su condición de jumento. Como será de raro el escenario animal de nuestro pueblo, que también hay un chulo que no es carroñero y se dedica a avistar otras aves con propósitos científicos y de igual manera, un ternero que repara equipos médicos sin siquiera bramar.

Un cuadrúpedo benefactor es el buey, quien donó un carro recolector de basura para Sevilla, que luego convirtieron en volqueta esos organismos vivos descomponedores que abundan por ahí. Tan culto como controvertido, un topo librepensador e irreverente, tapizó la cara de los “bobos” de Sevilla en sus telares.

Hubo en Sevilla un águila experta con el pincel, que hace  tiempo ya hizo su último sobrevuelo por El Vesubio, a la que le sobrevive por ahí,  un mero pichón que solo le alcanzó para ser aguililla. En este mismo orden de aves, hay un pájaro que no canta pero hace sonar fuerte con sus equipos a los que si lo hacen, hay también un perico, que le hace honor a la fama de estar mas cagado que vara de loro, un ganso que formula proyectos, un cóndor chiquito, o sea un condorito con periódico propio que no es precisamente El Hocicón, un tucán muy diestro en las lides de las ventas y un calandrio que desafinó con sus trinos en los ochentas.

Convertidos en celebridades, los culebros son ya una especie nativa, se dice que la culebra mayor, fue quien con Jema Duque y Alicia Mora cocinaron el sancocho de bienvenida a Heraclio. Otro espécimen de sangre fría que prefiere la pesca a las moscas, es la rana.  Gusano, hermano de otro gusano, alimentó tres generaciones completas a punta de solteritas.

Pero es que en Sevilla hay de todo. Un gato que quiso ser alcalde sin percatarse que en tierra de perros… pero entre estos altos dignatarios hubo también un pollo, que aunque de finca rara vez se ve sin corbata. Reclamando su lugar en el reino animal, un cachorro de ovejo intentó ser gobernador del Valle. Amante también del tema político, un conejo vendedor de zapatos, siempre  gana en las elecciones, pero luego no le dan ni una zanahoria. Los micos que logramos atisbar, son los que con astucia se cuelgan en los proyectos de acuerdo para favorecer bolsillos urgidos. En todo caso, lo que sí está claro es que la plaga local es de  lagartos por doquier….

Sevilla es el único pueblo con un gorgojo dentista, una  rata que vende papas, una yegua comisionista, una ballena que maneja willys y una chiva que definitivamente está loca.

En todo caso, la mutación de las especies ha sido tan agresiva, que fácilmente podemos ver en cautiverio, culebras ciegas, vacas tristes, zorrillos apestosos, pollos sonsos, hombres con pelo de mula o  trompa de vaca, perros bobos y  ñatos y hasta cultos cucarachos citadinos.

Los animales sevillanos que se sientan aquí excluidos, por favor repórtense al final de este artículo en los comentarios, para que formen parte de esta colección, que pronto será convalidad por el Instituto de Ciencias Naturales Von Humboldt.

Por| Oscar Humberto Aranzazu Rendón

Siga Leyendo »

La izquierda vive!

Sevilla tuvo este fin de semana, la más bella invasión hasta ahora realizada al parque Uribe. En el marco del PRIMER ENCUENTRO REGIONAL INTERCULCULTURAL POR LA VIDA, LA PAZ Y LA DIGNIDAD. Fue un evento de interacción cultural e intercambio de saberes entre comunidades de diferentes etnias y distintas regiones del suroccidente colombiano.

Sevilla fue sede, amén a la gestión de un grupo de jóvenes artistas urbanos, quienes desde su visión y posición política, lograron que aquí confluyeran diferentes organizaciones sociales como la Red de Artistas Populares del Sur Occidente RAPSO, la Coordinación Nacional de Pueblos, Organizaciones y Líderes Indígenas CONPI, la Red de derechos Humanos del Suroccidente Colombiano, el Proceso de Unidad Popular del Suroccidente Colombiano, la Organización Campesina del Valle del Cauca, la Red Hip Hop, asociación de Trabajadores Campesinos del Valle del Cauca y el movimiento político MARCHA PATRIÓTICA.

Hubo un evento académico y cultural, con conversatorio e intervenciones sobre experiencias de construcción y aportes para la Paz y al día siguiente, una marcha de las que hacía mucho tiempo no veíamos en Sevilla, con presencia de jóvenes, comunidades afro colombianas, indígenas, artistas y activistas políticos de izquierda, de aquellos que nos hacen evocar tiempos en donde la rebeldía no había sido satanizada por el Estado. Volvimos a escuchar consignas memorables en contra de la injusticia social y toda una alegoría bellísima en torno al deseo de un país en paz, culto y con memoria.

Me llamó la atención encontrar en  el acto central que se hizo en el parque Uribe, a jóvenes con extraordinario talento en la música, alternando en tarima con ancestrales bailes indígenas y canciones campesinas interpretadas por hombres mayores pero de igual sentido social. Hubo teatro con muy elaboradas puestas en escena y gran calidad interpretativa, bailes urbanos que denotan fuerza y rebeldía, fue todo un reencuentro con nuestros orígenes y una mirada retrospectiva del mal llamado descubrimiento de América, que terminó siendo un acto de auto – desagravio a los pueblos originales de nuestro continente.

Vi aparecer de nuevo en escena la buena oratoria, pero ante todo la capacidad de convocatoria y el renacer del liderazgo. Aquí debo hacer un punto aparte respecto a un joven organizador del evento y líder natural; Jhon Fredy Grisales, quien tuvo a su cargo el peso de ser anfitrión y dio lectura a una especie de manifiesto del evento, en donde queda un sabor dulce de esperanza hacia una patria incluyente y equitativa.

Admirable también lo de Marcha Patriótica, Juventud Rebelde y la Unión Patriótica. Personas que aun cuando en Colombia todavía se persiguen, desaparecen y asesinan a los defensores de los derechos humanos, cumplen con el rigor de quien posee doctrina, con el postulado de ser la voz de los invisibles y luchan por no dejar morir la resistencia pacífica que caracteriza a los hombres y mujeres valientes que enarbolan las causas populares.

Se siente gran orgullo de colombiano, ver campesinos con discurso y convicción, indígenas que desde su cosmogonía apelan a rituales ancestrales para sanar a sus hermanos mestizos de males como el odio y la envidia, la alegría de las comunidades negras y su musical aporte a la paz de nuestro país.

El parque no se llenó de sevillanos y es obvio. Aquí nadie vino a prometer dádivas intercambiables por votos. Solo hubo un bello espectáculo de invitación a la reconciliación entre los colombianos y una apuesta por una paz verdadera y equilibrada.

El día que el triunfo alcancemos
Ni esclavos ni hambrientos habrá
La tierra será el paraíso
De toda la humanidad
“La Internacional”

Por| Oscar Humberto Aranzazu Rendón
Fundación Paz Diversa.

Siga Leyendo »

Al César lo que es del César y a Rafael Andrés…. También

En mis escritos, que los hago sin el rigor de por lo menos la periodicidad, he opinado sobre la vida, el pasado abundante, sobre héroes anónimos no tan imaginarios y sobre algunos temas de orden municipal.

Hoy, ad portas de la finalización del mandato de la actual Administración, puedo hacer mi propio balance de gestión, de una manera mas objetiva porque lo que se iba a hacer ya se hizo y ya para ésta época, mis palabras no deben tener tonalidad de sesgo alguno, porque lo hago desde el desinterés total. Si fuera de otra manera,  habría construido este escrito unos dos años atrás, lo cual dejaría en el ambiente la sensación de querer algo en contraprestación por parte de esta Administración. Pero soy enfático, no necesito nada del señor Alcalde ni de su Administración. Soy empresario independiente y quiero seguir con ese mismo ejercicio.

Dicho lo anterior me permito analizar:

·        Hace tiempo hemos estado padeciendo cierres de calles por reparcheos y pavimentaciones. Se corren rumores de sobre costos en las obras, atrasos, deficiencia en la calidad y muchas otras cosas. Pero lo cierto y tangible es que los metros cuadrados de recomposición de la malla vial urbana, son históricos en términos cuantitativos. Miremos solo unos veinte años atrás y seguro que no encontraremos cifras que se acerquen a las actuales que siguen además en ejecución. El actual alcalde de Cartagena tiene como mensaje en los sitios donde hay intervención con trabajos “La incomodidad pasa, las obras quedan”.

·        El espacio del Polideportivo, que ahora si es un polideportivo, fue transformado y ha tenido muchos detractores, pero también es cierto que hoy es un espacio recuperado para la sociedad, en donde además se acordaron de que los niños de Sevilla necesitan recrearse. Por lo menos ya no es la cancha polvorienta al lado de una oscura calle que servía de guarida a los atracadores. Hoy, es un bello escenario con una calle iluminada que garantiza seguridad a los ciudadanos e invita a dar el paseo nocturno por ese sector.

·        Hay algo que seguro pocos sevillanos saben. Esta Administración, fue la única que atendió la súplica de la comunidad de San Antonio, para proteger su cuerpo de agua de abasto. Allí, compraron un predio (Finca El Reflejo) que postularon para ser protegido y que asegura el mantenimiento del caudal del afluente, porque no será intervenido para labores de agricultura a futuro. De igual manera, se espera que antes de terminar el año, se termine la obra en el antiguo local de El Zipa, que en principio será una bella edificación para eventos y quehacer cultural, que se llamará El Paujil, tal cual el nombre de la finca del Fundador de Sevilla. El presupuesto supone una casa dotada y lista para su inauguración.

·        El Municipio logró la apropiación de 3.700  millones de pesos, para la repavimentación de la vía Uribe – Sevilla (en este momento se está licitando la obra). Esto, junto con las obras que se están realizando en el sector de La Cristalina y la vía a La Milonga, hacen ver que de manera silenciosa se hace gestión y se logran objetivos.

·        Hace poco se firmaron unos convenios vía pacto agrario con el Ministerio del Interior, para fortalecer a los productores de panela asociados en  ASOTORÓ, a los floricultores y al programa de Camineros, por varios cientos de millones de pesos.

·        La semana pasada, se dio reapertura a la Plaza de Ferias. Si bien es cierto que el acto no fue multitudinario por falta de difusión, es verdad que recuperar estos espacios y de la manera en que se hizo, con el aval y seguimiento del ICA, fortalece el campo y atrae inversión al municipio. Pero eso, de estar aún anunciando obras y ejerciendo como Alcalde poco antes de salir, ya no se había vuelto a ver en Sevilla., porque para ésta época solo teníamos escándalos administrativos.

Parte de lo que hubiera podido ser mejor, es la relación con las comunidades. A la Alcaldía le faltó una pizca de populismo para convalidar sus acciones ante la población sevillana. Faltó también, haber puesto en cintura a la empresa Smurfit – Cartón Colombia, para que normalicen el tipo de transporte que usan y el impacto que generan a viviendas y vías de Sevilla.

La Alcaldía hubiera podido también, “apretar” a ACUAVALLE, en el tema de la asignación de recursos para la protección de la cuenca hídrica y garantizar el agua a futuro para los sevillanos. Por otro lado, en algunos casos el Alcalde debió hacer un poco mas de control y seguimiento a algunas dependencias de su gabinete, para evitar que actúen como rueda suelta de la Administración. Hay algunos funcionarios de menor nivel y de intervención directa a la comunidad, que dejan mal parada a la Administración con sus actuaciones y debemos recordar que el común de las personas, solo  mira el punto negro en la pared blanca.

Hay muchas cosas por mejorar. Se requieren políticas públicas de fortalecimiento agropecuario, acceso masivo a la educación superior pública, inclusión de las minorías en la administración, programas de conservación ambiental y en todo caso, programas de atención a la población vulnerable, especialmente niños y adolescentes, al igual que atención al problema social de mendicidad e indigencia.

En todo caso, para el mes de septiembre a casi tres meses de terminarse el período de los alcaldes, lo más rescatable es que a Sevilla por lo menos volvió la decencia. Para esta época en las Administraciones anteriores, los alcaldes estaban ocupados de su defensa judicial y disciplinaria (los que terminaron el período), de atacar contradictores, de recusar y otras prácticas ajenas al ejercicio de sus labores. Sevilla tenía para entonces, todo tipo de escándalos por desmanes, procesos de revocatoria del mandato y una población polarizada políticamente, lo cual generó episodios tristemente célebres para nuestra comunidad. Por ello creo que después de este mandato, algo le queda al municipio y eso por si mismo es indicador de cifras positivas en el balance.

Al final de este escrito, repito: Cuando hay que dar garrote, que no nos tiemble la mano, pero hay que ser gallardos para otorgar al otro el reconocimiento cuando hace las cosas bien. De alguna manera, es un llamado para que en esta campaña electoral, la contienda sea con tesis, sin insultos, chismes infundados, improperios o escándalos. Todos aquellos que hoy participan en el debate electoral y optan por una curul en el Concejo o quieren llegar a la Alcaldía, son ciudadanos ejerciendo se derecho civil y por solo atreverse ya son ganadores. Somos muchos los que nos hacemos a la orilla en zona de confort, a criticar lo malo, pero no nos atrevemos a prestar nuestro nombre para una elección.

Pregunta para los sevillanos…. Cual Alcalde SI, ha sido bueno para el municipio?, digo, para todo el municipio y no para unos cuantos?

Los alcaldes son como los árbitros, de cualquier manera salen madreados.
Por| Oscar Humberto Aranzazu Rendón

Siga Leyendo »